1976 vidas!!

Este blog es mi alma...

miércoles, 21 de diciembre de 2011

El miedo y él.


Hay un recelo hacia lo nuevo
que invade su interior,
unas llamas justicieras
recorren las venas.

Palpitaciones constantes,
e insomnio triunfal,
que retocan los caminos
de lo que pudo ser, algo más.

Una mente que no para
de analizar sin sentido,
los riesgos del camino,
los deseos de triunfar.

Una mente que no quiere,
enfrentarse consigo si misma;
y se esconde en la madriguera
de su propia agonía.

Se hunden los sueños, las ilusiones,
se atropella el dulce balance,
y se archiva en el barranco
toda una vida.

Las perturbaciones siguen,
la mente se distrae,
las frustraciones crecen,
yerba mala imparable.

Se rompe el silencio
y llora el corazón,
en posición fetal
del hombre acorralado.

indefenso ante su trampa
amputa el deseo y la vida;
se ata a la muerte;
rápidamente se invalida.

Al final de la jornada,
la nada lo carcome,
el miedo vence,
él sigue ahí, acorralado.


A San Nicolás. (Papá Noel, Santa).

Recorres caminos invencibles
como un héroe lleno de amor.
Llevas en ti la alegría;
unes a todos con amor.
Te escriben cartas largas
con listas interminables;
buscan insaciablemente
salud, dinero y amor;
Otros desean algo más;
ser feliz y vivir;
ver a los suyos crecer;
sentir el corazón latir;
amar con pasión.
Yo a ti te escribo Santa
desde mi burbuja, mi rincón;
que la felicidad sea eterna,
y que lata el corazón.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Ella.


Ella es como todas; creación imperfecta.
Una mente triste que deambula entre
El comer y no comer;
entre la bulimia y la gula.
Su mente recorre los pasillos del miedo a comer con amor,
a sentir y a saborear la vida.
Su cuerpo se reprime y se fulmina;
compite con el maniquí, el cadáver.
Su mente la consume y la mata
como una serpiente en busca de su presa.
Siente orgullo de su debilidad,
de poder controlar algo sublime;
 Su mente la traiciona,
aborrece las calorías,
sus rodillas se deforman,
su cuerpo pierde las curvas, la proporción,
sus órganos de debilitan y el pulso se acelera;
pero ella es fiel a su mente, y sigue su lucha;
se desvanece ante su propia figura,
rompe los espejos de su triste imagen,
No se acepta… 

domingo, 4 de diciembre de 2011

Lágrimas.


No hay herida, ni sangre, ni puñales, ni armas.
El cuerpo inerte yace, bañado en lágrimas de dolor,
que se sucumben ante el abismo sin fin.
Los músculos, ya olvidados, vuelven plácidos
a su dulce y dolorosa posición fetal.
Una lágrima, con dolor y sufrimiento,
humedece las ya caídas mejillas.
Una lágrima, perdida en su mundo,
descubre el dolor en el cuerpo etéreo.
Un mar de ellas, todas adoloridas, brotan sigilosamente;
sucumben ante su propio destino;
resucitan a su paso la tristeza;  
cubren la vida de dolor;
buscan la luz ya muerta que reposa en el abismo de la esperanza.
El corazón, ya sin lágrimas, se contrae triste, solitario;
desaparece su latido...brota la última lágrima;
y se escapa de sus cadenas, la libélula de la vida.