1976 vidas!!

Este blog es mi alma...

domingo, 12 de febrero de 2012

Amor maduro.

Como una serpiente astuta,
que despacio y silente
recorre la habitación en busca de la presa.
El contacto visual da la primera señal.

Hay un acercamiento vacilante,
una media sonrisa, un interés.
Una copa de vino de escusa,
y aparece el imán de la unión.

Las miradas son fuertes y ardientes,
al ritmo de un vals mágico;
 y como mimos en un parque,
actúan lentos,… tranquilos.

Todos románticos y sin igual;
un pavo real con su mejor plumaje,
un gato en espera de su presa,
una tonada al amanecer.

Caricias y goce de la dulce lentitud.
Las ropas caen de apoco
como hojas en otoño,
suaves y sedosas.

Todo encaja en la perfección,
en el conocimiento, y en la tertulia.
Los cuerpos se relajan,… vacilan,
y de repente.... siguen.

Una pausa necesaria y abrumadora.
Entran en acción, en resonancia con el calor.
Las manos  se deslizan y
exploran la piel que se contrae.

los cuerpos ya sin ropa van cayendo;
el pulso se agita,
y como en cámara lenta
el movimiento se acelera.

El orgasmo, a punto de ebullición, se alarga;
se disfruta a toda plenitud;
ambos cuerpos lo sostiene, lo saborean;
lo magnifican en su éxtasis total.


sábado, 11 de febrero de 2012

Amor de ebrios.

Ebrios, sudados, inconscientes,
con las ropas torcidas, tristes,
Aliento insuperable ...
Deseo carnal ardiente.

Gritos y risas en los pasillos,
murmuro mal esbozado, loco.
Manos mal entrenadas, voráces,
ajetreo de adolescentes entre otros.

Tambaleo y equilibro busca la pasión;
en un baño, una esquina con alcohol.
Los cuerpos sedientos, hambrientos
como animales salvajes en celo.

Las ropas ceden como agua
al paso de la corriente.
Las manos ansiosas, rápidas;
recorren, buscan, pelean.

Una batalla contra el tiempo.
Una batalla contra el equilibrio;
y entre un murmullo, un tequila.
El orgasmo triunfal llega.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Amor de niños.


Escondido tras mi mamá, te vi;
toda una reina con lazos y pompones.
Tenías esa sonrisa tímida llena de ternura;
y me mirabas mientras abrazabas tu oso favorito.

Me movía lentamente,
te buscaba entre la gente.
Pasar inadvertido,
darte una sonrisa, era prioridad.

Te acercaste feliz, corriendo,
danzando al caminar;
yo salí de mi escondite, dispuesto a ti;
a tenerte cerca.

Nos tomamos de la mano,
Y te llevé a mi rincón,
te dí todos mis juguetes,
balbuceamos nuestras unión.





jueves, 2 de febrero de 2012

Mi laberinto.


Mi río suena, piedras trae.
Unas grandes y fructíferas
que derrumban mi pared;
otras chicas y peligrosas
que tapan las salidas.

Giro en mi propio eje;
llego al centro del laberinto.
Y entre tanta maraña y locura,
me enredo más a lo que me ata.

Entonces saco el sable del desespero
y tiro de la cuerda del ancla;
recuento los diarios perdidos,
rompo las arterias del eje;
y las veo bailar mientras se desangran.

Entonces entre risas y sollozos
recorro las calles de mi viejo laberinto;
y añorándolo cada milímetro,
 me despido de mi ancla, de mi eje;
esperando no tirar el ancla
en mi nuevo laberinto.


Dedicado a Jakarta una ciudad que conquisto mi corazón y a Labuan en Malaysia.