1976 vidas!!

Este blog es mi alma...

martes, 17 de diciembre de 2013

Confesión - Carta

Con las sábanas aún mojadas me levanté lentamente,
aún quedaba la marca de la última lágrima.

Recogí uno a uno los papeles,
todos manuscritos llenos de llantos y alegrías;
una lista interminable.

Me senté con un té,
paz en mi interior.

Los manuscritos pesaban pero habían recogido todo lo que lleve durante largos años.

Los metí en un sobre,
en un cartón lleno de flores y asistí al entierro de mi pasado.

Invite a unos cuantos amigos: el lápiz inseparable, unas cuantas hojas aún marcadas y mi ordenador.

Fue triste dejarlos ir, llore cada palabra. Aún los recuerdo con sangre entre mis dedos.

Regrese y escribí:

Acabo de dejar todo ese dolor que llevaba en mis hombros.
Sacudí el desván de tristezas y organice el de las alegrías.
Descubrí muchas cosas que aún servían y las puse a mano para reutilizarlas.
Resolví algunos conflictos internos y otros los puse en la lista de prioridad.
Lloré mucho, aún lloro de sólo acordarme todo lo que pasé.

Ahora me siento más liviana, esperando...


Destinatario:
Yo.

Lo guarde en un sobre y lo puse junto a mi calendario con una nota:
"por favor lléname"

Todas las mañanas desde el entierro  abro el sobré y lo leo, respiro, sonrió y escribo vivencias, le doy vida a mi sobre.

Cada día esta más grande, tuve que cambiarlo a uno más grande la semana pasada e inclusive hay días que pongo dos hojas.

Ya me toca abrirlo.. Me tiemblan las manos.



¡¡Lo abrí!!


Poco a poco descubro una a una mis emociones.

Cierro los ojos, abrazo los trazos de mi vida.

Recojo los papeles y los meto en el sobre; lentamente me siento.

Una sensación de confusión me invade, me undo en mi propia silla.

Sin embargo algo tan lindo nunca me había pasado: desnudar mi alma.

Escribo una última nota para poner en mi sobre y cerrarlo:

Hoy día me descubrí;

¡¡soy yo!!

He decidido hacer otro entierro en el mismo lugar.

Acabo de poner el sobre dentro de una caja con flores y afuera en la caja escribí con mi mejor letra:
"La vida de una amiga"

Pienso pasar mañana y dejarlo.
Esta vez no llorare, me tomare un té en la tumba y hablare con ella.

Y si alguna vez pasa alguien por ahí le pediré que la salude de mi parte.


lunes, 2 de diciembre de 2013

Madre duerme ya.


 En la penumbra de la noche
sentada en la cocina,
las piernas cruzadas
un te y un viejo ordenador.

Murmuran desesperación;
las manos en la cabeza y
la mirada caída.
Un sorbo grande y lento, suspira

Sus pies sin fuerzas se arrastran
adoloridos de caminar,
La noche es larga y fría
Y ella acurrucada en la silla
Toma el te ya frío de tanto esperar.

Duerme, duerme ya.
fantasma que no estas.
Se te acaba la noche,
Tan larga y tan fría.

Cansada y sonámbula,
se levanta,
recorre las habitaciones
se estremece, cierra los ojos y respira.

Uno a uno los ve, los tapa y los ama
Uno a uno los acaricia y los adora
Uno a uno piensa en el mañana.

Duerme, duerme ya.
fantasma que no estas.
Se te acaba la noche,
Tan larga y tan fría.

Su mente divaga lejos de su ser,
Su mente los abraza, temblorosa.
Llora madre llora
Libera tu pesar.

Mira su alrededor y,
con dolor en el pecho,
traga su propio existir
Respira.

Su cuerpo olvidado
cae sobre la cama;
sola la madre
piensa en el porvenir.