1976 vidas!!

Este blog es mi alma...

lunes, 2 de diciembre de 2013

Madre duerme ya.


 En la penumbra de la noche
sentada en la cocina,
las piernas cruzadas
un te y un viejo ordenador.

Murmuran desesperación;
las manos en la cabeza y
la mirada caída.
Un sorbo grande y lento, suspira

Sus pies sin fuerzas se arrastran
adoloridos de caminar,
La noche es larga y fría
Y ella acurrucada en la silla
Toma el te ya frío de tanto esperar.

Duerme, duerme ya.
fantasma que no estas.
Se te acaba la noche,
Tan larga y tan fría.

Cansada y sonámbula,
se levanta,
recorre las habitaciones
se estremece, cierra los ojos y respira.

Uno a uno los ve, los tapa y los ama
Uno a uno los acaricia y los adora
Uno a uno piensa en el mañana.

Duerme, duerme ya.
fantasma que no estas.
Se te acaba la noche,
Tan larga y tan fría.

Su mente divaga lejos de su ser,
Su mente los abraza, temblorosa.
Llora madre llora
Libera tu pesar.

Mira su alrededor y,
con dolor en el pecho,
traga su propio existir
Respira.

Su cuerpo olvidado
cae sobre la cama;
sola la madre
piensa en el porvenir.

2 comentarios:

  1. ...cuanta poesía tiene el solo hecho de esperar, esa madre, que lo hijos duerman, para que agotada ella por el mañana de ellos caiga rendida... ¡Qué bonito lo has descrito!

    ResponderEliminar